martes, julio 10, 2007

Manual de Cortapalos del Fotografo Aeronáutico

Sin duda que la labor del fotógrafo aeronáutico es una labor sacrificada y no, como muchos pueden pensar, una experiencia de ensueño. En la ciudad de Santiago, el "Aeropuerto Internacional Arturo Merino Benitez" está situado al norponiente de la ciudad, sector que se caracteriza por ser extremadamente caluroso en los meses de octubre a abril, y extremadamente frío desde esa fecha hasta septiembre. Pero no todo el año es así tampoco. El 14 de Abril y el 22 de octubre suelen ser dos días muy buenos para la actividad :P

Como conclusión preliminar, difiere mucho de la meca de los fotógrafos aeronáuticos... Saint Marteen ubicado en la Guyana Francesa y adonde todos esperamos peregrinar algún día.

Pero bueno. Anexo a lo anterior, este es uno de los sectores más contaminados de la ciudad. No pensar que esto es por causa del ruido o emisiones de nuestros queridos aviones, no; la razón está en las quemas no autorizadas de basuras y matorrales que se realizan siempre en los alrededores y por la presencia de criaderos de cerdos y vacas en las cercanías. Estos inundan el ambiente de fragancias irreproducibles en este blog. Por lo mismo, el sector ofrece condiciones ideales para el desarrollo de inmensas colonias de zancudos y mosquitos que no dudan en atacar sin piedad al sacrificado fotógrafo.

Se comprenderá que en un lugar así, la gente no tiene reparos en botar basuras lo que convierte al sector en un lugar más contaminado aún. Se recomienda como precaución tener todas las vacunas al día.

Dadas las dificultades que enfrentamos en la noble e incomprendida misión de capturar una fotografía, es que se hace muy necesario elaborar el primer "Manual del Cortapalos" para el fotógrafo aeronáutico en SCEL.

Este manual es complementario a la excelente guía de "Spotting en SCEL" publicada en el sitio virtualiners, dónde se podrán visualizar las mejores posiciones para ubicarse entre otros valiosos datos .

Acceso al Lugar.

Lo más conveniente en este punto es contar con movilización propia y motorizada. El aeropuerto está lejos del centro urbano y no es recomendable acceder en bicicleta o caminando, salvo conocedores del sector. Si no se cuenta con automóvil o con un amigo que se ofrezca a trasladarnos se complica pues debo decir que el acceso a través del transporte público es pésimo. Existen líneas de buses que salen desde el centro de la ciudad (Metro los Héroes y Metro Pajaritos) pero que nos dejan ya sea en la entrada misma de la terminal (lugar poco apto para la fotografía) o bien, a una distancia de al menos 3 kilómetros de los lugares más convenientes para la toma de fotografías. Si bien existe un excelente servicio de bus del Transantiago (¿ ?) este parece servir sólo para quienes viven en el sector y en Renca o Quilicura (dato por confirmar).

En resumen, mejor ir en vehículo motorizado propio. Destaco que las diferentes posiciones para ubicarse tienen tráfico abundante de camiones y automóviles lo que las hace medianamente seguras frente a la presencia de indeseables. A Dios gracias, no se ha sabido de fotógrafos asaltados o fallecidos en el sector por hechos de carácter violento. Algo es algo. Existe presencia policial a veces ya que uno ve autos de la policía haciendo rondas... a veces. A pesar de ello es recomendable no exhibir en demasía los equipos y tenerlos guardados en el porta maletas y estar siempre alertas. Cómo dijo la Bebelunas, la tentación hace al ladrón. Ir en grupo de al menos dos fotógrafos es también recomendable. Así mientras uno es asaltado el otro arranca y salva su vida.


Lo que hay que llevar.

Ya lo hemos dicho. El lugar es de condiciones ambientales extremas y junto a cámara, pilas y memorias, se hace obligatorio incluir en nuestra mochila de salida a terreno alguna bebida que se conserve fresca, galletas, chicles, y otros bocadillos que aseguren nuestra hidratación y sustento. No olvidar que uno permanece varias horas en el lugar. La indumentaria en verano debe ser fresca pero de mangas largas y pantalón ídem debido a ataques estilo kamikaze de hordas de zancudos que harán su agosto en brazos y piernas descubiertos. Evitar entonces pantalones cortos y poleras. El jockey o sombrero es obligatorio sino se quiere sucumbir al sol inclemente y el calzado debe ser cerrado. Dada la alta probabilidad de ser picado sin piedad, portar además un repelente de mosquitos adquirible en cualquier farmacia y aplicar generosamente al llegar al lugar. Esto lo digo por experiencia propia luego de ser cruelmente picado por miles de zancudos en cuestión de segundos.

En invierno se reemplazará la bebida por un termo con café o te caliente. Si en el centro de la ciudad o en el sector alto hay una temperatura de X°, en el aeropuerto esta será de X° - 2. En verano la relación es a la inversa. Parka, gorro de lana, zapatos o zapatillas de suela gruesa es un deber. Los mejores días para tomar fotos son después de las lluvias, pero después de estas queda el barro. lamentablemente, aún no existen veredas cementadas en el lugar.

Brieffing Previo

Es importante informarse antes de partir de las condiciones climáticas imperantes en el aeropuerto y para ello lo mejor es ver las cámaras en www.aipchile.cl. En muchas oportunidades en la ciudad de Santiago tenemos "sol radiante" pero apenas se cruza el centro... se nubla y surge la neblina. Esto es previsible viendo las imágenes de las cámaras y en esos casos mejor seguimos durmiendo.

También es muy recomendable consultar en el mismo sitio de www.aipchile.cl los planes de vuelo presentados para la jornada. En ellos figura la mayor parte del movimiento comercial y son especialmente útiles para detectar la visita de aeronaves poco frecuentes tales como cargueros u otros.

En este mismo sentido conviene consultar y tener impresos los horarios de llegada y salidas de vuelos de LAN (www.lan.com) lo que nos servirá para tener una idea de en que momento esperar un tráfico. Después de todo, LAN conforma la mayor parte del movimiento en nuestro aeropuerto.

Ultimamente, ha entrado en operaciones al 100% la segunda pista identificada como 17R/35L. Esto supone una dificultad adicional que obliga a familiarizarse con el tráfico de aviones y saber a qué hora y por cuál pista saldrá o llegará el vuelo que nos interesa. Por ejemplo... los vuelos internacionales llegan y salen principalmente por la 17R. el movimiento internacional de LAN también llega y sale por la 17R la mayor parte del tiempo; sus vuelos locales lo hacen por la 17L y los cargueros llegan y salen por la 17L dada la cercanía de esta pista con el terminal de carga.


Elementos accesorios pero que son casi una obligación

Decía antes que la operación conjunta de ambas pistas impone serios desafíos a nuestra labor. Si decidimos permanecer jugados a la suerte junto a una sola de las "runways", todo el tráfico interesante llegará por la otra. No me culpen a mi. Es culpa de una ley muy conocida la que también actúa sobre esto. A veces sucede que luego de fotografiar un tráfico en la 17R por ejemplo, tenemos los minutos contados para conducir hasta la 17L y lograr atrapar un carguero que se va o llega. ¿se imaginan llega Polar Air Cargo en su 744 por la 17L y nosotros estamos esperando la salida de un Airbus por la 17R?. Bueno, Esto se puede hacer sólo cuando se cuenta con una radio, handy o scanner que nos permita sintonizar las frecuencias utilizadas para las comunicaciones entre los distintos servicios del aeropuerto y los aviones en tierra y los que van volando. Se pueden conseguir por un costo en torno a los US$100 y sin duda que pagan su precio al incorporarle un atractivo adicional a las esperas entre avión y avión. Con uno de ellos uno está al tanto de todo lo que sucede, incluso con situaciones anecdóticas como cuando aquel comandante que mientras taxeaba con su 767, quiso destacar con los pasajeros las bondades tecnológicas de aquel avión recién estrenado con un largo speech con el único inconveniente de que lo hacía por la frecuencia de la torre. El contar con una radio de estas no es obligación pero si ayuda y enriquece la experiencia.

Lo más importante. El sector aledaño a la 17L del aeropuerto es el que luce más contaminado y no contribuye a esto, y tampoco habla bien de nosotros, que exista presencia de muchos perritos abandonados y que frecuentemente están en muy mala condición. Por ello, para tener una jornada de aviación y fotografía realmente redonda es OBLIGACION tener en el porta-equipajes un saco de alimento para perros de tres kilos al menos y mucha agua. De esta manera, entre avión y avión nos entretendremos alimentando perritos y dándoles de beber pues en ese sector no existe absolutamente nada para ellos. Es gente como nosotros, con extraños valores y supuestamente con educación e inteligencia, la que los ha ido a abandonar por esos lados. Preocuparnos de ellos sin duda que hará que tengamos una experiencia mucho más enriquecedora. Ellos les devolverán la mano con compañía y desanimando a los sospechosos. Estos son algunos de los que me han acompañado a mi.






Saludos y espero les sea de utilidad!

2 comentarios:

Leo carin dijo...

Que excelente manual del spoter Fernando !!
Pero sobre todo me gustó -y habla muy bien de vos como persona- la última parte de los perritos. Que lástima que haya gente tan cruel....aunque por suerte existe gente de buen corazón como vos. Sos muy buena persona Fernando!!!

Un abrazo desde Mendoza.

Leo Carin

Lemang dijo...

Muchas felicidades por el reportaje, es una maravilla contar con gente como tu que le expliquen la realidad de las cosas , no nada mas es tomar fotos. Y pasr el rato , atrás e eso hay mas .
Nuevamente muchas felicidades y espero conocerte ya que asistiré a FIDAE 2012 y espero contestación de calos
Saludos desde México