viernes, marzo 27, 2009

¡¡British Airways viene a visitarnos!!

Hace un par de meses más o menos que leyendo el diario me enteré de que en marzo se realizaria en la ciudad de Viña del Mar una "Cumbre Progresista" con la presencia de presidentes de diversos países. En la oportunidad llamó mi atención la presencia en esta cita del presidente del gobierno español y del premier británico. No llamaron mi atención por que sean figuras que necesariamente yo admire o que destaque, lo interesante de estos visitantes es los aviones que nos dan la oportunidad de poder ver en el aeropuerto. Hace un par de años tuvimos la Cumbre Iberoamericana y fue un día muy especial. Esta vez también puede serlo.
Agrego que Viña del Mar está a una hora y media de distancia por tierra respecto de Santiago, y su aeropuerto puede recibir aviones pequeños. Aviones grandes no pueden operar ahí por lo que Zapatero en su A310 por ejemplo debería llegar a SCL y desde aquí trasladarse por vía aérea o terrestre a Viña del Mar, la "ciudad jardín".
Pasaron los meses, decantó la lista de participantes y la gran novedad dentro de todo esto es que el Primer Ministro del Reino Unido, Gordon Brown, llegará a bordo de un espectacular Boeing 747-400 de British Airways. Increible, a eso le llamo yo tener estilo. Recordaremos que British dejó de operar en SCL el año 2002 aproximadamente por lo que hace casi 8 años que no existe testimonio de la presencia de un avión de dicha compañía en nuestro aeropuerto. Al mismo tiempo, todos las compañias que operaban el B747 en la ruta a Santiago, Iberia, Lufthansa, Air France, dejaron también de hacerlo en los años siguientes por lo que nos quedamos sin posibilidad de ver dicho avión, salvo en la forma de cargueros.

Hasta el día anterior no se sabe de horas de llegada ni día con exactitud. La investigación que hago me dice que el primer ministro será recibido a las doce en el palacio de gobierno y que esta tarde a las 18 hrs. comienza la reunión cumbre en Viña. Eso quiere decir que sin duda llegará hoy antes del mediodía.

Cómo es lógico dispongo de mi agenda para hacer cuantos arreglos son necesarios para poder estar en el aeropuerto. Como no hay seguridad de la hora de llegada, manejo márgenes amplios de libertad y holgura. Es en parte la gracia de tener una trayectoria de años, la confianza de mis superiores y la colaboración de mi equipo, de manera tal de poder tener y disfrutar de una actividad paralela a la profesional con buen equilibrio. Yo lo veo así al menos.

Hechos los descargos de conciencia estoy en el aeropuerto desde las 8 de la mañana a la espera de lo que sucede. Desde la La noche previa ya sabemos que mr. Brown arribará a las 10.50 hora local. La mañana transcurre rápido, estamos casi todos los de siempre y esto es un reflejo de la importancia que le asignamos a este visitante y nadie quiere perdérselo.

Las horas pasan rápido. El grupo conversa animadamente, tanto que a ratos no se escucha la radio por lo que yo me concentro en las transmisiones. Pasan de las 10 y se produce un enjambre de conversaciones en inglés por la frecuencia de aproximación. El nerviosismo cunde pero se logra identificar los vuelos y uno es el Swiss, otro el Air Canada y el tercero un Sky!! y también hablando en inglés. Los dos primeros por la pista derecha y el representante local por la izquierda.

Llegan los tres vuelos y la conversación no se interrumpe. Yo sigo a un lado escuchando la radio hasta que faltado unos quince minutos para las 11 escucho una voz femenina a cargo de las comunicaciones del vuelo "BA-One". ¡¡Ese es!! Está a punto de pasar UMKAL, punto de cruce de la cordillera.

Se le autoriza para interceptar ILS de la pista 17R y nosotros estamos en la 17L. Hay que cambiarse. Antes de hacerlo esperamos dos minutos y ella, la primer oficial, consulta por la 17L. Se le insiste que es la 17R por donde se le requiere. Por favor!! decídanse, nosotros estamos con un pie en el auto y el otro abajo esperando que lleguen a un acuerdo. Finalmente la torre cede y se le asigna la pista 17L por lo que no hay que cambiarse. Mucho mejor también para mi porque no me gustan las llegadas por la R a esta hora. Así que el grupo se reparte buscando el ángulo que le apetece más.

Yo me ubico en donde puedo capturarlo más bien a baja altura y con pista debajo y cerros de fondo. Pasan cinco minutos en los que escuchamos las conversaciones que se dan en la aproximación típica de un avión hasta que es pasado a contro de la torre cuando está a 15 millas del punto de toma de contacto. Hay que estar atento a cualquier cambio de pista porque ya me ha pasado.

Y llega y registro la siguiente secuencia:

El Boeing 747-400 de British Airways en final corta a la 17L rompiendo una prolongada ausencia. Este es un momento donde el nerviosismo que se manifiesta en los minutos previos queda atrás y uno se concentra en tratar de que le salga una foto bonita.

Otro ángulo con el avión aún un bastante alto en final a la pista. Una imagen que ya quisiéramos se repitiera con frecuencia por acá.


El avión a baja altura, con pista debajo y cerros de fondo. Si se fijan es un día brumoso, los cerros apenas se ven y el cielo se ve más bien gris que celeste sin haber una sola nube. Es el efecto de una bruma mezclada con humo proveniente de quemazones en las cercanías con smog propio de esta ciudad. De aquí a septiembre vamos a tener muy pocos dias de límpido cielo azul pero así es esta ciudad.

Otra vista lateral.

Un acercamiento a su sección de nariz. Con una vista frecuente de imágenes como ésta en el aeropuerto sin duda que "otro gallo nos cantaría".


Y finalmente tocando pista minutos después de las 11 de la mañana. Welcome Back!.


Luego de aterizar el avión liberó la activa por alfa y fue conducido al sector de los remotos 8 y 9, que están más próximos a la 17R, de ahí la intención de que aterrizara por esa pista. En esa parte del aeropuerto existe un acceso utilizado por las visitas de alta investidura.
Me quedo viéndolo mientras frena sobre la pista y vuelvo a pensar qué es mejor: ¿fotografiarlo o mirarlo a ojo desnudo?. No lo se.

Fue realmente un agrado ver de nuevo un 747 de pasajeros en el aeropuerto. Espero que no pasen otros 8 años antes de volver a ver uno. Sin embargo en tiempos de crisis, cualquier cosa puede suceder. La cumbre recién empieza y dura hasta mañana sábado. En el aeropuerto vi un 757 con los colores del gobierno de Estados Unidos, un C-17 de la USAF y así como llegaron, estos aviones tienen que irse. El B744 también partirá durante el fin de semana. Confio en que sea a buena hora y con buen tiempo.
Quedan cancelados todos mis compromisos del fin de semana!!

Saludos a todos,

5 comentarios:

Leo Carin dijo...

Muy buen informe Fernando, la verdad que a medida que lo leía podía sentir la misma emoción que Uds. sentían.
Lo disfruté mucho

Un abrazo

Leo

EmmanuelCBA dijo...

Gatto he tomado una de tus fotografias para ilustrar un informe del sobrevuelo de este avion por Cordoba.
Aqui esta el link correspondiente, y en el mismo dejo un enlance al tuyo.

http://aeropuertocordoba.blogspot.com/2009/03/luego-de-varios-anos-un-british-airways.html

Saludos.
Emmanuel

Víctor dijo...

Excelente las imagenes ! ...

Hoy en la tarde, en un asado de familia en Maipú, senti un avion, ruido distinto de los aviones típicos que suelo ver, hasta que aparecio!! y me sorprendido de ver el 747 y reconocer claramente su cola de British Airways.

Tomas dijo...

Puchas el avion pa' lindo, un clasico!. Pal sur no llegan de esos, asi que te agradezco la foto.

alfredo dijo...

excelente reporte amigo, un placer leer sus aventuras, saludos...